Las siete muertes antes de fallecer

Las siete muertes antes de fallecer

- en Columnistas
1256
Eugenio Astudillo

Por: Eugenio Astudillo Leal

Parece un título alarmante pero es real. La estructura actual de nuestra sociedad no solo se preocupa porque nuestro país es cada día más viejo, sino que también, se afana para que los últimos años de los viejos sean aterradores.

A pesar de las lindas palabras de equidad, inclusión, igualdad, etc., que tanto se habla ahora, el llegar a viejo en este Chile solidario, es cada vez más angustiante para los ancianos, afirmando esto con seguridad, considerando que, para que el fallecimiento de un viejo sea dentro de las normas valóricas de nuestra sociedad actual, el candidato al cementero debe sufrir al menos 7 dolorosas muertes previas.

1.- La Muerte Laboral: Episodio muy temido actualmente, que sucede a los 65 años habitualmente, o antes, por avances tecnológicos, modernización de procesos o lisa y llanamente por no tener pitutos. Esta etapa es fatal. Si tú no tienes pega en este país, no eres nadie. Solo estadística. Esta acción lleva al podre viejo a la disyuntiva de cómo empezar de nuevo, desde abajo.

2.- La Muerte económica. Si te lograstes Jubilar por AFP, sabes que tendrás que vivir con un tercio de lo que vivías antes. Tendrás que ajustarte el cinturón al máximo. Habrán cosas que ya no podrás accede, y empezaras a vender parte de tus pocos bienes para mantener el status.

3.- La Muerte Social: Sin pega y sin recursos económicos razonables tus círculos sociales se achican. Los amigos, inclusos familiares se te distancian. Ahora ya no provees, tienen que traer para beber y comer.

4.- La Muerte Corporal: La Salud ya no será la misma, tendrás que ir a un Consultorio, en done te atenderán bien, pero mientras no cambien el software del computador central del Servicio de Salud, te darán los mismos remedios todo el resto de tu vida; Paracetamol, Metformina, enalapril, etc., Especialistas…..el año 2025, con suerte.

5.- La Muerte Intelectual: Al tener ya tantas desgracias acumuladas, y enfrascado ya en esta gran lucha por sobrevivir, tu capacidad intelectual y tus conceptos valóricos empezarán a desvanecerse, y dejarás de ser considerado, incluso para dar una simple opinión de futbol.

6.- La Muerte de la Dignidad: Como no tienes nada, no aportas nada, estás fuera de época, no piensas a la altura de las nuevas tecnologías, no existes, no vales nada, eres indigno. Estorbas.

7.- La Muerte Familiar: Esta quizá sea las más dura de todas y precede en un poquito a la muerte real. “Quien se hace cargo de este viejo de m….” gritan en la casa. Se empiezan a perder las pocas cosas que eran tuyas, porque a escondidas comienzan las reservas para la repartija final.. Y tú, en el lecho, pidiendo a Dios que se apiade de ti… y no molestar más….

A esta altura del partido el fallecimiento real aparece como un bien deseable y pondrá fin a tus desgraciadas y a las deshonrosas secuenciales muertes por etapas.

Epilogo: Cuando íbamos al funeral de un amigo de infancia, que tuvo que pasar por estas mismas muertes antes de fallecer, vi en el camino a un grupo de perros inquietos y contentos que ladraban al paso de la carroza. Me quedé reflexionando junto a un amigo y este me dijo – Los perro están contentos; ahora, porque gracias a la “Ley Cholito”, ellos están más protegidos que nosotros, los viejos. Estas penurias por etapas no son para ellos.

Confundido, nuevamente le pregunte ¿Y qué tenemos que hacer para que esto tan macabro cambie para nosotros? Me miró sarcásticamente y me dijo – Si tú crees en la reencarnación y una mejor vida futura, aprende a ladrar desde ya – así tendrás más derechos en la próxima vida.

Desde entonces estoy GUAU, GUAU, GUAU.

cuerpocambia_1

Comenta en Facebook

Comentarios

Quizá te interese

Domingo 22 de Abril de 2018 IV Domingo de Pascua

Hech 4,8-12 ; 1Jn 3, 1-2; Jn 10,