DISHIDROSIS

DISHIDROSIS

- en Columnistas
779
Dr. Denis Panozo

Por: Dr. Denis Panozo V.

Una patología muy frecuente, pero tiene su dificultad en ser reconocida y diagnosticada siempre, al contrario es confundida con otras patologías por los mismos médicos, por lo cual se dificulta su buen tratamiento.

Es molesta porque ataca a la piel de las manos y de los pies, aparecen unas ampollas pequeñas con leve prurito, luego pueden aumentar su tamaño y romperse, perdiendo la piel su defensa y puede infectarse con bacterias o hongos.

La intensidad de esta enfermedad es diferente en cada persona, por lo cual va de simples descamaciones de la piel hasta heridas o ulceras sangrantes, por lo cual estas se complican con mayor facilidad.

Se ha observado que las personas que tienden a sudar o traspirar más, son las más propensas para desarrollar esta patología. El sudor se queda atrapado bajo la piel, principalmente en las manos y los pies formando las ampollas que luego se rompen, simulando lesiones de tipo micótico, es decir por hongos, pero al ser tratadas de esta forma, el cuadro persiste y se puede intensificar formando erosiones que pueden llegar a formar verdaderas ulceras, que sangran y no responden a los tratamientos habituales, por lo cual se van complicando con infecciones bacterianas, agravando el cuadro. Pueden ser unilaterales o bilaterales, por lo cual esta patología se pone odiosa, molesta y antiestética.

Es una enfermedad autoinmune, esto significa que nuestras propias defensas provocan esta patología, por alguna razón que aún se desconoce las células defensoras son las que erosionan la piel indemne, sin ningún estimulo foráneo. Por lo cual su tratamiento tiene que estar orientado por ese camino, de esta manera se consigue que la piel vuelva a su normalidad. Puede darse más adelante los mismos factores emocionales y ambientales para que esta patología vuelva con todo su esplendor. Por lo cual frente a estas simples lesiones, que son más frecuentes e intensos en los pies que en las manos, lesiones de tipo rebelde y de no fácil tratamiento, se debe acudir al especialista adecuado, un dermatólogo con experiencia.

Dishidrosis 2

Comenta en Facebook

Comentarios

Quizá te interese

Domingo 22 de Abril de 2018 IV Domingo de Pascua

Hech 4,8-12 ; 1Jn 3, 1-2; Jn 10,