CON DOLOR, VERGÜENZA Y ESPERANZA

CON DOLOR, VERGÜENZA Y ESPERANZA

- en Columnistas
1053
José Ramón Toro

Por: José Ramón Toro Poblete, profesor

Hay que saber bien separar el sensacionalismo, el impacto de una noticia, el impacto de una entrevista que “vende”, de una dolorosa, horrenda y objetiva verdad.

Me refiero, con vergüenza y dolor, a los delitos que algunos consagrados han cometido en contra de menores. Por ese motivo he querido transcribir algunos párrafos de la carta del Papa Francisco escrita a los obispos chilenos que consta de seis páginas, porque los medios de comunicación comentan de la carta y casi ninguno se ha dado la molestia de leerla o bien presentarla.

Agradezco a Diario El Andino me de este privilegio, espacio y lugar.

Así comienzan las primeras líneas de la carta del Papa Francisco:

(…)”Les aseguro mi oración y quiero compartir con ustedes la convicción de que las dificultades presentes son también una ocasión para restablecer la confianza en la Iglesia, confianza rota por nuestros errores y pecados y para sanar unas heridas que no dejan de sangrar en el conjunto de la sociedad chilena”(…)

(…)”Cuando me entregaron el informe y, en particular, su valoración jurídica y pastoral de la información recogida, reconocieron (los enviados especiales del Papa) ante mi haberse sentido abrumados por el dolor de tantas víctimas de graves abusos de conciencia y de poder y, en particular, de los abusos sexuales cometidos por diversos consagrados de vuestro país contra menores de edad, aquellos a los que se les negó a destiempo e incluso robaron la inocencia”(…)

(…)” Ahora, tras la lectura pausada de las actas de dicha misión especial, creo poder afirmar que todos los testimonios recogidos en ellas hablan en modo desencarnado, sin aditivos ni edulcorantes, de muchas vidas crucificadas y, les confieso que ello me causa dolor y vergüenza”(…)

Y, continúa el Papa Francisco, pidiendo perdón:

(…)”En lo que me toca, reconozco y así quiero lo transmitan fielmente, que he incurrido en graves equivocaciones de valoración y percepción de la situación, especialmente por falta de información veraz y equilibrada. Ya, desde ahora pido perdón a todos aquellos a los que ofendí y espero poder hacerlo también personalmente”(…)

El Papa Francisco llama a los obispos chilenos al Vaticano y que publiquen esta carta:

(…)”Pienso convocarlos a Roma para dialogar sobre las conclusiones de la mencionada visita y mis conclusiones, (se refiere al arzobispo de Malta y al oficial de la Congregación para la Doctrina de la Fe que estuvieron en Chile). He pensado en dicho encuentro (…) con el solo objetivo de hacer resplandecer la verdad en nuestras vidas”(…)

(…)”A la espera de vuestras noticias y rogando a S.E. Mons. Santiago Silva Retamales, Presidente de la Conferencia Episcopal de Chile, que publique la presente con la mayor celeridad posible, les imparto mi bendición y, les pido por favor que, no dejen de rezar por mi”(…)

Vaticano, 8 de abril de 2018.

Como hombre de fe, me uno a todos aquellos que sienten dolor, rabia e impotencia ante esta desencarnada verdad. Desde mi vergüenza, les entiendo y entendemos. Desde mi y nuestro dolor, también me uno a la petición de perdón del Papa. Y, solo me resta escribir que, tengo la convicción y certeza que el poder del Espíritu Santo es más grande y poderoso que todos los pecados de la humanidad

Esto me llena de Esperanza: “Estaré con vosotros hasta el fin de los tiempos”(Jesús)

Que el pecado del hombre, no sea excusa para dejar de buscar, amar y reconocer que Jesús es Dios y Señor nuestro.

¡Perdón!

Que sea feliz

 

Comenta en Facebook

Comentarios

Quizá te interese

Pediculosis… sin culpa, sin vergüenza

Por: Valeria Jorquera, Académica Escuela Química y Farmacia