La salud requiere cirugía mayor

La salud requiere cirugía mayor

- en Columnistas
227

Por: Rony Lenz, Académico Instituto de Salud Pública U. Andrés Bello

Tras la idea que deslizó el Ministro de Salud de que los hombres cotizarían más en ISAPREs para acabar con la discriminación con las mujeres, se requiere que exista un mecanismo que permita la transferencia de recursos en el sistema de seguros privados.

Para esto se necesita un fondo de compensación solidario, idea que hoy tiene aceptación generalizada entre todos los actores sectoriales. Sin embargo, el problema que surge a continuación es que la actual distribución de beneficiarios entre FONASA y el sistema ISAPREs, se alteraría.

Existe la estrategia de hacer una reforma circunscrita al sistema ISAPRE y no tocar FONASA, esto puede tener tres consecuencias. Primero, un aumento del aporte fiscal a salud del Ministerio de Hacienda para compensar los menores ingresos netos del FONASA debido a la migración de cotizantes, estimada al menos por dos estudios en cerca de un millón de personas (ISPAB-UNAB y Banco Mundial). Segundo, una mayor presión de demanda sobre la oferta de servicios privada, que en el corto plazo va a ser inflacionaria, particularmente, en materia de aumento de los costos de los honorarios médicos. Tercero, se desaprovechará la oportunidad política de modernizar el sistema público.

La otra estrategia, es hacer una reforma simultánea al sistema ISAPRE y al FONASA, de manera que el seguro público pueda fortalecerse paralelamente al cambio en el sistema ISAPRE y tenga así las herramientas para hacerse más competitivo y tratar de retener a sus cotizantes. Esto implicaría permitir al FONASA crear nuevos planes o coberturas, flexibilizar la tasa de cotización, fortalecer su autonomía, modernizar sus mecanismos de pagos a la oferta pública y privada, que incentiven un cambio en el modelo de atención.

En su discurso, el Presidente Piñera resolvió la tensión interna en que se encontraba el conglomerado oficialista, inclinándose claramente por la segunda estrategia, al señalar que no sólo reformará el sistema ISAPRE con la creación del fondo solidario o “Sistema de Compensación por Riesgos Sanitarios” y del plan garantizado denominado “Plan Universal de Salud”, sino que esta reforma estará acompañada de una reforma al FONASA, que se inicia con una modernización que hará retomar al Fondo Nacional de Salud su rol de seguro público. Es más, en este último campo ya señala algunas de las áreas en que FONASA se fortalecerá: Una reforma a la Atención Primaria y el Plan AUGE para el Adulto Mayor.

Lo que el Presidente y el Ministro de Salud conducirán, no es fácil, pero tiene probabilidades de sacar al sistema de salud chileno de la inercia en que se halla sumido.

Comenta en Facebook

Comentarios

Quizá te interese

Libro Destacado: Cómo vivir bien 100 años

Claves para la tercera edad Este libro presenta