Fiscalía logra condena de más de 7 años para ladrón que robó en una casa y cuya autoría se estableció por su ADN

Fiscalía logra condena de más de 7 años para ladrón que robó en una casa y cuya autoría se estableció por su ADN

- en Los Andes
768

“En la provincia de Los Andes y Aconcagua es un hecho inédito”, destacó el persecutor Jorge Alfaro

A la pena de 7 años y 184 días de presidio mayor en su grado mínimo como autor del delito de robo en lugar habitado es la condena que obtuvo la Fiscalía de Los Andes en contra del acusado

Cristián Alfonso Hernández Aros, con domicilio en la ciudad de Villa Alemana, cuya participación en el ilícito se logró acreditar a través de su ADN.

La sentencia fue impuesta ayer por el Tribunal Oral en lo Penal de la ciudad andina, que conformaron los magistrados Alex Guzmán Manríquez, Alessandra Tubino Tassara y María Cornejo Sandoval, quienes por unanimidad lo condenaron luego del juicio desarrollado los días jueves 6 y viernes 7 del presente mes, efectuándose a las 13:00 horas la audiencia de comunicación resumida del fallo.

El sujeto deberá cumplir íntegra y de manera efectiva la pena corporal impuesta, sirviéndole de abono un total de 56 días al mantenerse privado de libertad por esta causa desde el 18 de julio pasado.

HUYÓ CON JOYAS Y OTRAS ESPECIES DESDE VILLA LOS MONJES

Como se estableció en el juicio e informamos en su oportunidad, el robo fue cometido el 27 de julio de 2012, cuando alrededor de las 14:00 horas el ahora condenado ingresó mediante escalamiento a un domicilio ubicado en la Villa Los Monjes de la ciudad de Los Andes, para lo cual saltó la pandereta divisoria de la propiedad dirigiéndose luego a la casa habitación y la que entró quebrando el vidrio de una ventana de la cocina con sus manos.

Desde la vivienda sustrajo diversas especies muebles pertenecientes a la víctima y su grupo familiar, las que consistieron en $600.000 en dinero en efectivo, un proyector marca Epson, diversos pulseras, cadenas, gargantilla y anillos de oro y plata, incluyendo algunos con perlas y brillantes; una cámara de video JVC y una cámara fotográfica digital, todo lo cual fue avaluado por el afectado en la suma de $1.800.000.

Todas las especies las introdujo en un bolso que llevaba consigo, luego de lo cual se dio a la fuga del lugar por los domicilios colindantes saltando a su vez las panderetas de cada uno de ellos, siendo observado por tres personas y seguido por uno de éstas hasta que este lo perdió de vista al no poder darle alcance.

RASTROS DE SANGRE EN PAÑO DE COCINA

En relación a este robo y la particularidad en la que se logró dar con el autor del mismo, el fiscal de la causa, Jorge Alfaro Figueroa, hizo presente que cuando el condenado quebró el vidrio de la ventana de la cocina “se cortó una de sus manos, quedando rastros de sangre en un paño de cocina que utilizó para limpiarse al interior de la vivienda de la víctima y en otros lugares, lo que fue levantado con cadena de custodia por parte de Carabineros de Los Andes que concurrieron al lugar por instrucción del fiscal de turno”.

Indicó que dichas muestras se mandaron a laboratorio “y se pudo determinar la huella genética pura del imputado, la que se envió y fue cotejada en el Sistema Nacional de Registros de ADN, dando como resultado que correspondía a la sangre del imputado y no a otra persona, por lo que el Tribunal Oral tuvo como relevante prueba el cotejo que se hizo”.

Hizo presente que este sujeto cometió un robo en lugar habitado con posterioridad al hecho que fue juzgado en esta causa “y a propósito de esa condena es que ingresa la toma de huella genética a este registro, que es lo que pasó en este caso”.

IMPUTADO ERRÓNEO

Recordó que cuando comenzó esta investigación, al haber existido testigos presenciales, se realizó una diligencia por parte de Carabineros donde se identificó a un supuesto autor, quien en su oportunidad fue formalizado, “pero a través de la huella genética que se obtuvo como evidencia en el sitio del suceso, el cotejo se hizo respecto a este imputado y resultó negativo, además en la época en que se cometió el delito estaba privado de libertad por otra causa”.

“ES EL PRIMER CASO”

Alfaro resaltó que “en la provincia de Los Andes y Aconcagua es un hecho inédito, ya que es el primer caso que a través del cotejo con el Sistema Nacional de Registros de ADN que logramos establecer la participación de un sujeto determinado en un delito en particular”.

De igual modo, expresó su conformidad con los resulto y la condena impuesta por los magistrados del Tribunal Oral en lo Penal, “ya que es la pena que había solicitado la Fiscalía de Los Andes, considerando también que el acusado tenía reincidencia respecto a delitos de la misma especie”.

Comenta en Facebook

Comentarios

Quizá te interese

Niños de Prebásica se llevaron los aplausos en Gala Artística

Actividad busca visibilizar el trabajo y talento de