Roberto Osses: “En el gremio algunos me tildaron de traidor, y en la Municipalidad me dijeron que “otra cosa es con guitarra”

Roberto Osses: “En el gremio algunos me tildaron de traidor, y en la Municipalidad me dijeron que “otra cosa es con guitarra”

- en Los Andes
1194

De colectivero a Gestor de Tránsito del gobierno comunal de Los Andes.

Roberto Osses Olivares es un reconocido transportista y luchador incansable por las reivindicaciones del gremio de los taxis colectivos, llegando a ocupar por 28 años el cargo de presidente del Consejo Superior de Taxis Colectivos de la provincia de Los Andes.

Hoy se pasó a la vereda de enfrente, se bajó del colectivo y aceptó el desafío de incorporarse al Departamento de Tránsito de la Municipalidad como Gestor de Tránsito, cambio radical no exento de críticas.

“OTRA COSA ES CON GUITARRA”

En su gremio algunos lo tildaron de traidor, mientras que en el municipio le hicieron ver que “otra cosa es con guitarra”, recordándole las constantes críticas que realizó hacia el Departamento de Tránsito en su condición de dirigente gremial. “Ahora me reprocha el equipo técnico: ‘ahora estás aquí y te das cuenta como es la cosa’. Pero hoy los reproches ya no existen, pero todo es entendible, ahora nos llevamos muy bien”.

LARGO CAMINO

El año 1981 –teniendo 21 años de edad- se inició como conductor en el naciente e insipiente gremio de los taxis colectivos “manejando un vehículo de mi suegro que compró una vez que se retiró de Codelco. Estaba recién casado y me invitaron a participar conduciendo un taxi Chevrolet modelo Chevette, efectuando exclusivamente el recorrido Villa Minera Andina-Centro de Los Andes”, el que realizó inalterablemente por espacio de 37 años hasta que se retiró el año pasado para incorporarse a la Municipalidad como Gestor de Tránsito.

“Yo trabajaba en la empresa Comercial Los Andes, representante en la zona de la Química Bayer hasta que acepté el desafío. Me fue bastante bien y estuve 3 años de chofer de mis suegros”.

El año 1979 comenzaron a surgir los primeros taxis colectivos en Aconcagua, incluso los vehículos eran de color negro con el techo amarillo. “Eran los taxis que se estaban transformando en colectivos, y el año 1983 salieron las resoluciones respectivas que fijaron los colores para los taxis colectivos, y yo había ingresado al gremio dos años antes”.

LARGO RECORRIDO COMO DIRIGENTE GREMIAL

Siete años después comenzó su largo transitar por el gremialismo asumiendo la presidencia de la línea Villa Minera Andina. “Entre los años 1985 y 1986 creamos la Agrupación de Taxis Colectivos de Los Andes que fue liderada en ese tiempo por Manuel Gana. Posteriormente tomé por 28 años la representación del gremio de la locomoción colectiva en la provincia de Los Andes como presidente del Consejo Superior”.

GRANDES LOGROS

Seguidamente señaló que tiene la dicha de decir que todas las grandes cosas que tiene hoy la locomoción colectiva de la provincia fueron gestionadas por el Consejo, destacando como tales “las paradas de la locomoción, los taxis sectorizados (acá los vehículos no andan para donde están vueltos), está todo ordenado. Tengo la dicha de haber sido nominado el segundo dirigente nacional de microempresario como taxista colectivo, y haber sido invitado a México. Tengo algunas ‘cositas’ que me hacen sentir bien satisfecho de la labor que hice en favor del gremio. Lo traté de hacer lo mejor posible para levantarle un poco el pelo al vilipendiado gremio de la locomoción colectiva. Hice todo lo posible por mejorar la imagen”.

COLEGAS RESENTIDOS

Hasta hoy sus ex colegas están resentidos, y le reprocharon el hecho de haber tomado la decisión de carácter personal de dejar el gremio y su cargo dirigencial para asumir nuevas responsabilidades como Gestor de Tránsito en el municipio.

Algunos más exacerbados incluso llegaron a acusarlo de traidor, “pero con el tiempo he demostrado que ha sido un beneficio para ellos que yo esté acá, porque a pesar que estoy en la vereda de enfrente tenemos puentes comunicacionales extremadamente buenos. El chaqueteo existe en todas partes”.

Finalmente se dieron cuenta “que mi experiencia en las calles los favoreció enormemente al momento de aplicar modificaciones al tránsito producto del cierre de calle Rancagua por las obras de repavimentación. Esto significa que actualmente durante esta contingencia puntual los taxis colectivos están habilitados para recorrer por todas las calles de la ciudad. Tienen todas las calles como vías alternativas y no están sometidos a un recorrido obligado. Felizmente aquellos críticos han reconocido las gestiones que he realizado desde el municipio”.

ESTAFADO, CHOCADO, FUNDIDO

Lo inicios de Roberto Osses en el transporte no fueron fáciles.

Luego de conducir el auto de sus suegros logró comprar su primer vehículo, un Datsun 1.500. “Duró un mes el auto y se reventó, y me vi en la necesidad de venderlo y comprarme otro. En ese tiempo era comprar un auto, pintarlo negro y ponerse a trabajar, no habían muchas reglas al respecto como ahora. El segundo vehículo me costó 300 mil pesos, al primer mes me lo chocaron, me lo desintegraron y todavía estaba pagando letras”.

Posteriormente adquirió un Fiat 125 que lo tuvo 3 años, luego otro Chevette, ambos los compró a taxistas de la Plaza de Armas.

En el intentando en su afán y ansiedad por buscar y comprar un auto para seguir en el rubro fue estafado por una empresa financiera en Santiago con el 50% del capital que había logrado reunir para estos efectos. “Fue muy triste lo que nos ocurrió, quedamos prácticamente de brazos cruzados”.

Todo cambió cuando el año 1995 logró comprar un Nissan V16 nuevo que mantuvo por 8 años, para continuar con Toyota y el Hyundai cero kilómetros que al incorporarse al municipio lo vendió con recorrido y cupo en la línea como una señal de transparencia.

INVITADO A PARTICIPAR

Durante la campaña municipal el actual alcalde Manuel Rivera le dio a conocer el plan maestro que iba a aplicar para el ordenamiento del tránsito en la ciudad, y cuando asumió lo invitó a participar como Gestor de Tránsito en virtud a su larga experiencia, cargo que asumió en marzo del año pasado. El pasado lunes 31 de diciembre le fue renovado el contrato por otro año.

Bajo las órdenes del director de tránsito, Benjamín Castro Santibáñez, su trabajo consiste en logística de tránsito, “con planificación de los cortes, y los planes de desvíos, entre otros. Soy el encargado del área de Gestión de Tránsito del municipio de Los Andes. Todo lo que aprendí como dirigente del gremio me sirvió para desempeñar el cargo que hoy tengo”, dijo.

CAMBIO RADICAL

Por último expresó que el cambio fue absoluto y al principio se sintió extraño bajarse del colectivo y trabajar en una oficina cumpliendo instrucciones y horarios. “Pero con el trabajo que estoy realizando me siento plenamente satisfecho y contento, porque se debe ser agradecido de las cosas que va dando la vida”.

Comenta en Facebook

Comentarios

Quizá te interese

Falleció Nelly Alvarado, funcionaria de Maipú Autoservicio

A la edad de 67 años y en