LA VERDAD

LA VERDAD

- en Columnistas
731

La Verdad, palabra que a muchos les cuesta manejarla, porque les molesta en el día a día, prefieren la paz barata, es decir mentiras blancas, piadosas de tal manera de no pasar el mal rato que significa jugársela por la verdad. Grave error porque para mantener esas mentiras blancas hay que seguir mintiendo, es decir la mentira trae más mentiras y si le agregamos los rumores generados por éstas, al final tendremos una monstruosidad por “verdad”.

Es importante tener la tranquilidad y la mesura necesaria, antes de juzgar a un semejante, es complicado a veces sustraerse de los comentarios y rumores que florecen como la mala yerba que desean desplazar y destruir ese prado hermoso de la verdad.

Es más fácil destruir que cimentar un bien, la envidia, el chaqueteo y el odio perse, superan la mayoría de las veces a la verdad, que sucumbe dolorosamente sin poder no sentirse desgarrada, desfigurada, maltratada a tal punto que pierde su norte. Una verdad retorcida se trasforma en una gran mentira.

Lamentablemente muchos de nosotros entramos en esa vorágine de mentiras que trasforman y deterioran nuestras vidas, nuestro espíritu se siente atrapado sin poder ayudarnos y observa como nos vamos autodestruyendo, con la angustia que crece cada día al ver el laberinto que vamos formando con tantas mentiras y nuestras vidas se van complicando, nuestra salud se deteriora y nos lleva al final a un estado sicoemocional tal que nos pone en riesgo de perder todo lo que se ha logrado como familia, amigo, y como compañero de trabajo y todos tus valores de hombre o mujer de bien.

La verdad no puede ser avasallada sin piedad, siempre debemos estar dispuestos a defenderla. Hay personajes que viven en la mentira y en su mundo irreal crean su verdad que los lleva a autoconvencerse que ellos están en lo correcto, por lo cual justifican sus retorcidos intereses y tratan de imponer su falsa realidad de una forma u otra.

Amigos, aunque nos moleste la verdad, ésta debe primar siempre, traten de seguir esta premisa y van a valorar la tranquilidad y la felicidad que los acompañará siempre. Su mente, su cuerpo y su espíritu se lo agradecerán.

                                                                                                                                               DODEN

Comenta en Facebook

Comentarios

Quizá te interese

POLIDIPSIA

Por: Dr. Denis Panozo Se denomina a la