¿Áreas verdes o áreas café en Av. Santa teresa?

¿Áreas verdes o áreas café en Av. Santa teresa?

- en Columnistas
412

Por: Luis González Reyes, Presidente Centro de Estudios Para Asuntos Docentes, CEPAD

Se encuentra en ejecución el Plan Regulador Comunal que regirá en Los Andes en los próximos años. Este ha sido informado y elaborado participativamente; al mismo tiempo, se ha diseñado una remodelación de las Avdas. Argentina y Santa Teresa haciéndose la entrega de ello al Subsecretario de Obras Públicas; es de suponer que tal remodelación está inserta y forma parte del Plan Regulador Comunal.

En relación a la Avda. Santa Teresa, en términos evidentes y a la simple observación, salta a la vista las diferencias existentes en las platabandas del sector poniente, y el sector oriente de dicha arteria. En efecto, la platabanda -que puede ser definida como el espacio entre el sector peatonal y la vía de circulación de los vehículos- de la vereda poniente, está caracterizada en su primer tramo (viniendo desde Avda. Argentina) por un canal que corre a tajo abierto y desde dicho punto grandes plátanos orientales que se prolongan interrumpidamente hasta la avda. Chacabuco; en dicho sector, se ha inaugurado hace poco tiempo una plaza frente al Tribunal de Familia. Esta área verde en la platabanda continúa frente al Templo de las Carmelitas, se prolonga en la fachada de Carabineros para terminar en el acceso al Espacio Urbano; es decir, existe un área verde que prácticamente ocupa buena parte de la platabanda de esa arteria del sector poniente, la única excepción la constituyen entre Avda. Argentina y la calle Rodríguez donde dicho espacio no presenta ningún área verde, siendo evidente que puede tenerla.

En relación al sector oriente, la platabanda adquiere caracteres dramáticos de descuido en cuanto al riego de los árboles y la inexistencia absoluta de alguna área verde que no sea una pequeña plazuela frente al Museo Arqueológico, salvo esta excepción, la platabanda es ocupada como lugar de estacionamiento de vehículos desde la calle Esmeralda y hasta el sector donde se localiza el TOTTUS. En este mismo trayecto, los árboles no son sometidos a riego secándose; sea ejemplo de ello, el terreno ubicado frente al edificio de Codelco donde los plátanos orientales en primavera y como defensa a la escasez hídrica emitieron escaso y pequeño follaje, por lo menos en ese sector hay un árbol irremediablemente seco, siendo imposible pensar que tal hecho pudiera ser deliberado para tener mayores espacios para “estacionamientos”. Un columnista habitual de este medio señalaba acertadamente que esos árboles requieren urgentemente riego. Independientemente de la ejecución que en el futuro se pudiese hacer en el diseño de la Avda. Santa Teresa con ciclovías y áreas verdes, es necesaria una solución aquí y ahora en relación a la platabanda desde la calle Rodríguez hasta Chacabuco.

En el Plan Regulador Comunal 2016 y como una observación proveniente de la comunidad en relación a la mencionada avenida se destacaban dos hechos, siendo el primero de ellos, la necesidad de densificar en altura situación que se ha concretado con la construcción de un edificio en Freire con Avda. Santa Teresa, y al cual se agrega -en construcción- un edificio anexo al Espacio Urbano. La segunda observación de la comunidad era que se requería -en la citada arteria- mayor cantidad de áreas verdes, situación que requiere imperiosamente ser cumplida.

Plazas y parques son considerados espacios de utilidad pública y por ende al servicio de la comunidad, la ciudad no tiene otro objetivo que servir a sus habitantes y vecinos, si bien es cierto existen promesas, compromisos y proyectos de un parque en las riberas del Aconcagua y la forestación del Cerro de la Virgen, por el momento, tales ideas solo constituyen lo que ya se ha mencionado, buenas intenciones.

En más de alguna oportunidad y en forma pública, expresamos que las áreas verdes -especialmente los árboles- regulan las altas temperaturas, controlan la contaminación del aire y el ruido, producen mayor cantidad de oxígeno, aparte del valor recreacional, estético y espiritual, un árbol es un verdadero llamado a la paz del espíritu.

Por ello, defendemos y promovemos la plantación de árboles y la creación de áreas verdes, que ayudan a descontaminar y a disminuir las “áreas café”.

Comenta en Facebook

Comentarios

Quizá te interese

Por una responsable convivencia entre la minería y los glaciares

Por: Guillermo Basualto L. (Primera Parte) Por estos