Obispado inició un proceso administrativo penal canónico en contra del padre Mauricio Cruz Lolas

Obispado inició un proceso administrativo penal canónico en contra del padre Mauricio Cruz Lolas

- en Los Andes
926

Investigación realizada en marzo concluyó que había verosimilitud de la denuncia.

Mientras dure el proceso el sacerdote fue suspendido de sus funciones de párroco de la Iglesia Santa Rosa de Los Andes.

Tal como se informó en el transcurso de esta semana, el padre Mauricio Cruz Lolas fue suspendido de sus funciones de párroco de la Iglesia Santa Rosa de Los Andes debido a una investigación originada por una denuncia interpuesta en el Obispado de San Felipe por mala administración y gestión de los recursos durante el período que fue Párroco de San Esteban.

Como medida preventiva se ha determinado el cese en oficio de párroco de Santa Rosa de Los Andes del sacerdote mientras dure el proceso. No obstante, no tiene restricciones en el ejercicio del ministerio, señaló el Administrador Apostólico del Obispado, padre Jaime Ortiz de Lazcano Piquer.

VEROSIMILITUD DE LA DENUNCIA

A raíz de esta denuncia el Obispado realizó una investigación previa que se terminó a principio del mes de marzo.

“Esta concluía que había verosimilitud, con lo cual había que ordenar un proceso administrativo penal que es lo que se acaba de instruir. Dado que las acusaciones –que todavía no están probadas- pero que son graves, junto con el Consejo de Gobierno de la Diócesis de San Felipe se decidió que mientras dure la investigación el padre cesa en su oficio de párroco. Él puede seguir ejerciendo su ministerio, pero cesa en su oficio de párroco, mientras tanto”, dijo el administrador apostólico.

ACUSACIÓN DE HECHOS QUE PARECEN GRAVES

El sacerdote dijo que “si a mí una persona me viene a decir algo que evidentemente parece grave es suficiente como para tener que investigar y concluir si es así o no”.

TODO EL DERECHO A DEFENDERSE

Ante los rumores, chismes, comentarios de pasillo y “cagüines” originados en la diócesis respecto a este caso, dijo que decidió poner fin a éstos precisamente con el rigor de las investigaciones.

A continuación señaló que el padre Mauricio Cruz tiene todo el derecho a defenderse, y se debe tener tranquilidad “porque el debido proceso garantiza el ejercicio de la defensa; también rigor porque es como hay que proceder, y compromiso con la justicia pues es lo que como Iglesia tenemos que llevar a cabo”.

DOCTOR EXPERTO EN DERECHO CANÓNICO: 4 MESES DE INVESTIGACIÓN

Más adelante el padre Ortiz de Lazcano explicó que la causa en el ámbito de la justicia civil está en curso, y en el ámbito canónico se dio inicio a un proceso administrativo penal cuya investigación está a cargo de un doctor experto en Derecho Canónico. “En este ámbito he dado inicio a un proceso administrativo penal. He delegado a un gran experto del Tribunal de Santiago, doctor en Derecho Canónico, para realizar esta investigación, y esperemos que en el arco de cuatro a cinco meses se pueda terminar y concluir, y en ese momento evidentemente habrá un veredicto o de culpabilidad o de absolución”, concluyó.

Durante el tiempo que se extienda el proceso el padre Omar Orellana Manríquez asumió como administrador de la Parroquia Santa Rosa de Los Andes, con la colaboración del sacerdote Armando Jara Schneider y la cercana atención del Vicario general, Roberto Gilbo.

Comenta en Facebook

Comentarios

Quizá te interese

Programa de Semana Santa en las parroquias de Los Andes

La iglesia católica vive durante esta Semana Santa