CODELCO Y UNA URGENTE INNOVACION TECNOLOGICA: LA MINERIA CONTINUA

CODELCO Y UNA URGENTE INNOVACION TECNOLOGICA: LA MINERIA CONTINUA

- en Minería
1577

Por: Guillermo Basualto Lira; Ing. Civil de Minas (ex – UTE).

(PRIMERA PARTE)

INTRODUCCION

En la Memoria Anual 2018, el Presidente del Directorio de la Corporación, don Juan Benavides Feliú nos presentó la muy delicada situación a la que se enfrenta CODELCO. Él nos expresa, textualmente:

“Nuestros yacimientos antiguos y la caída permanente de nuestra ley de mineral han puesto a Codelco ante un enorme desafío: ¿cómo hacemos para que esta empresa siga aportando al desarrollo de Chile en las próximas décadas?. La respuesta son nuestros seis proyectos estructurales. Tres de ellos ya se están construyendo.” Y resalta a continuación:

“Para Codelco, se trata de proyectos ineludibles: tenemos que construirlos para tender a una producción con un rendimiento económico positivo. Financiarlos es un desafío inmenso. Estos seis proyectos estructurales, además de otras necesarias inversiones de desarrollo y medioambientales, nos obligarán a financiar 40 mil millones de dólares en 10 años, sin afectar nuestra solidez económica. Un tema que debemos comprender es que los proyectos estructurales no aumentarán nuestra producción, sino que la mantendrán en el rango de 1,7 millones de toneladas de cobre fino anuales”.

Es necesario resaltar las siguientes afirmaciones del señor Presidente del Directorio:

“Debemos continuar impulsando medidas que mejoren nuestra competitividad, a través del control de los costos, la optimización de los proyectos, la excelencia operacional, la incorporación de tecnología innovadora y el aumento en la productividad”. “La construcción de este nuevo Codelco con sus nuevas minas implica una enorme transformación cultural de la empresa y de quienes trabajamos en ella”.

“La transformación de nuestra cultura organizacional nos obliga también a tomar conciencia de los imperativos medioambientales que nos demandan ser más eficientes en el consumo de agua y energía, el control de las emisiones, el manejo de los relaves y otros residuos”.

“Como directorio asumimos el deber de conducir esta transformación, quizás la más importante en la historia de la principal empresa de Chile, con máxima responsabilidad y profundo compromiso”.

Es indispensable tener presente lo que se ha señalado como una verdadera oportunidad, que Los Andes y su Provincia no pueden dejar de considerar para su desarrollo. Ello incluye no sólo comercio, sino industrialización, centros de desarrollo relacionados y especialmente crecimiento de requerimientos de investigación, especialmente en universidades, que la zona posee.

Dentro de lo que hemos resaltado precedentemente hemos querido mencionar el tema ambiental por su incidencia en forma directa y significativa al valle del Aconcagua, como resumimos a continuación.

La minería a cielo abierto que hoy se aplica en Andina ocasiona daños ambientales significativos, producto de los procesos involucrados en zona cordillerana, tales como:

• El material de desecho (desmontes) solo se puede acopiar en quebradas y a gran distancia del rajo, a través de una extensa red de caminos.

• Tanto las tronaduras, como el carguío, el transporte y el vaciado de los materiales (mineral y desmontes), inducen el levantamiento y dispersión de una gran cantidad de polvo, el cual se deposita en los alrededores, cubriendo extensas áreas afectando no solo a los glaciares cercanos, sino también a otros situados a gran distancia. El polvo depositado reduce, drásticamente, su capacidad de reflejar la luz solar, con resultados de un acelerado derretimiento del glaciar, reduciendo la vida útil de esos importantes reservorios naturales de agua. Al respecto, cabe citar lo expuesto el año 2013 en la revista Economía y Negocios (07/01/2013), por Fidel Báez, gerente Proyecto Minería Subterránea de Codelco, quien explica que “para la empresa estatal la sola conversión de Chuquicamata hará que este yacimiento disminuya en 97% la emisión de polvo en suspensión.”

• Los desmontes están constituidos por material estéril y mineral de baja ley. Con el paso del tiempo, esos minerales de baja ley se oxidan, generando soluciones ácidas conteniendo cobre, las que se incorporan a las aguas del deshielo, contaminando el recurso para el uso humano y la agricultura.

Don Juan Benavides, inicia su cuenta con una frase que representa todo un desafío a la ingeniería chilena y en particular a la ingeniería de minas: “La ruta está clara y es imperativa: para seguir aportando al desarrollo de Chile necesitamos abrirnos al cambio”.

Compartiendo a plenitud el diagnóstico del Sr. Benavides, opinamos que Codelco sí ya dispone de una innovadora tecnología, aplicable a todos sus proyectos de minería subterránea por hundimiento de bloques o paneles, tanto en los que están en proceso de explotación como también los futuros. Esa nueva tecnología, sin duda alguna, permitirá incrementar, significativamente, la rentabilidad y la productividad. Ello, además de reducir el CAPEX (Inversión) y acortar la puesta en marcha de los futuros proyectos.

Esta tecnología permitirá a Andina no continuar con la explotación a tajo abierto, sino que con una muy eficiente minería continua subterránea.

El ex – Instituto de Investigación e Innovación (IM2), desarrolló los fundamentos de esa trascendental innovación: la minería continua. A continuación, se expone una breve reseña de este innovador aporte. (continúa el lunes 13)

Comenta en Facebook

Comentarios

Quizá te interese

Estudiantes del Liceo Max Salas se acercaron a la gran industria minera

En una nueva visita a Codelco Andina. 36