Fue celebrado el natalicio de Santa Teresa y se dio oficialmente inicio al Año de Gracia Jubilar en el Santuario de Auco

Fue celebrado el natalicio de Santa Teresa y se dio oficialmente inicio al Año de Gracia Jubilar en el Santuario de Auco

- en Rinconada
2042

Nuncio Scapolo invitó a vivir “un tiempo de purificación, conversión y santificación”

Al mediodía del sábado en el Santuario de Auco y con una masiva presencia de peregrinos que colmaron el templo se celebró la eucaristía solemne con motivo del natalicio de Santa Teresa de Jesús de Los Andes (Juanita Fernández Solar) y, asimismo, se dio inicio al Año de Gracia Jubilar -que se extenderá hasta el 13 de julio de 2020- al conmemorarse el centenario de la pascua de la religiosa Carmelita Descalza el 12 de abril del próximo año.

La misa fue oficiada por el nuncio apostólico de Chile, monseñor Ivo Scapolo, y concelebrada por el administrador apostólico de la Diócesis de San Felipe de Aconcagua, padre Jaime Ortiz de Lazcano; el rector del santuario, padre Erwin Montoya; sacerdotes de la Orden del Carmelo y diocesanos, y en la que también participaron autoridades, representantes de instituciones, religiosas, directivos de la Fundación Teresa de Los Andes y peregrinos de diversos puntos de Aconcagua, el país y el extranjero.

En la ocasión se dio lectura al mensaje del Papa Francisco con ocasión de esta festividad y la declaratoria de templo jubilar al del santuario y monasterios Carmelitas Descalzas, que como signo han abiertos sus puertas para peregrinar y obtener indulgencia plenaria.

Al momento de la presentación de ofrendas se llevó al altar el decreto del Año de Gracia Jubilar y al finalizar la misa el nuncio impartió la bendición especial.

Posteriormente se descendió hasta la cripta donde descansan las reliquias de la primera santa chilena, en donde se efectuó un momento de oración.

Al referirse a esta festividad, el nuncio Scapolo expresó que ha sido “una celebración muy solemne e histórica, porque, además, constituye el inicio del Año de Gracia Jubilar que nos permitirá prepararnos para los cien años del nacimiento al Cielo de Santa Teresa de Los Andes, por eso la invitación a cada uno de nosotros es vivir un tiempo de purificación, conversión y, sobre todo, santificación, intentando imitar las virtudes de esta hermana”, resaltando que todos las personas que asistieron y participaron a esta celebración “son el reflejo de los frutos que ha generado el Señor mediante esta joven religiosa”.

Comenta en Facebook

Comentarios

Quizá te interese

Carabineros arrestó a sujeto que agredió y fracturó a hombre con una pala de jardín

Víctima fue buscar las pertenencias que le habían