Cuando la alergia llega a tus oídos

Cuando la alergia llega a tus oídos

- en Columnistas
478

Es oficial, la temporada de alergias ya comenzó. Picazón de garganta, de nariz, lagrimeos, estornudos, obstrucción nasal, son parte de los síntomas que experimentan los alérgicos al polen ambiental en esta época del año.

¿Sabías que la función auditiva también se puede ver afectada por la alergia? Carlos Martínez, fonoaudiólogo especializado en audiología y docente de la carrera de Fonoaudiología de la Universidad San Sebastián (USS), explica que sí.

“Esto se debe a una relación anatómica y estructural”, comenta Martínez. “El oído medio conecta con la rinofaringe (es decir, la parte de la garganta que está a la altura de la nariz) por medio de un conducto llamado ‘trompa de Eustaquio’ o ‘tuba auditiva’. Entonces, cuando se produce la rinitis alérgica, se genera una inflamación de la mucosa que recubre toda la rinofaringe y eso incluye también la entrada de la tuba”, continúa el académico.

Lo anterior provoca una disfunción en la apertura de este conducto, generando dificultades para la ventilación del oído medio. “Éste último continúa trabajando, pero no en las condiciones óptimas de presión de aire, lo cual puede provocar sensación de oído tapado, tinnitus (sensación de pito), pérdida auditiva leve o incluso moderada en los casos en que el cuadro pasa a convertirse en una otitis media”, señala.

Ahora bien, ser alérgico al polen estacional no implica que siempre se vayan a presentar los síntomas a nivel auditivo. Esto dependerá de cuán intensa sea la reacción alérgica de la persona, la que puede ir desde un grado leve hasta severo.

En cuanto al alivio de la sintomatología de la alergia asociada a los oídos, Carlos Martínez explica que esta llegará en la medida que se regule la reacción alérgica en general. “Si el paciente siente que los síntomas provocados por la reacción alérgica impactan de manera importante en sus actividades de la vida cotidiana, lo mejor es consultar a un especialista que otorgue un tratamiento con medicamentos adecuados para la persona y las características de su cuadro alérgico”, agrega.

¿Cómo sé que se trata de una alergia y no de otro cuadro y/o enfermedad?

Debido a que los síntomas que presentan las personas, generalmente, no tienen un alto impacto en su calidad de vida más allá de la picazón, congestión y secreción nasal, la rinitis alérgica estacional tiende a ser trivializada por parte del paciente. Sin embargo, si los síntomas permanecen en el tiempo o son muy fuertes en su grado de severidad, las personas debieran asistir a la consulta médica con el fin de descartar alguna complicación.

“Por lo general, la sensación de oído tapado y otros síntomas auditivos, son intermitentes y están relacionados al nivel de severidad y a la duración de la congestión nasal”, puntualiza el académico de la USS. Si la pérdida auditiva, el tinnitus y/o la sensación de oído tapado son síntomas que se asocian a dolor de oído o de cabeza intenso, picazón intensa del conducto auditivo, otorrea (salida de líquido de mal olor de los oídos), presencia de vértigo, mareos y/o dificultades en el equilibrio, se debe consultar a un especialista otorrinolaringólogo. “De esta forma es posible descartar hipoacusia o pérdida auditiva, trauma acústico por exposición a ruido de alta intensidad, la laberintitis y la otitis media, entre otras patologías asociadas a la audición”, agrega Carlos Martínez.

Ahora bien, si los síntomas asociados a la alergia se prolongan en el tiempo, con o sin la presencia de congestión y/o secreción nasal, entonces también se debe consultar a un especialista otorrinolaringólogo, finaliza el experto.

Comenta en Facebook

Comentarios

Quizá te interese

Los riesgos del abuso en Fiestas Patrias

Si hay algo que caracteriza a los chilenos