¿Cómo va el plebiscito comunal en la Provincia de Los Andes?

¿Cómo va el plebiscito comunal en la Provincia de Los Andes?

- en Columnistas
659

Por Abel Cortez Ahumada

Después de casi un mes de movilizaciones ciudadanas, hay consenso social y político nacional sobre la necesidad de una Nueva Constitución. El pueblo, la sociedad chilena, ya había alcanzado ese consenso: más del 80% según encuestas independientes e incluso la Cadem (más cercana al Gobierno). Luego, se sumaba el Congreso (aunque la UDI seguía anclada en el lenguaje de reformas). Desde el domingo 10, se sumó el Gobierno. Ya no estamos en guerra, ya no es solo orden público, ya no son más reformas a la Constitución. Por fin se iluminaron y hablan formalmente de la Nueva Constitución. Un avance, sin duda. La miopía no podía ser tanta, mientras el pueblo grita las demandas, mientras el país sufre y se destruye, mientras el Estado a través de sus órganos de orden siguen mutilando la integridad física y síquica de los manifestantes, no podían seguir tan cerrados.

Una Nueva Constitución no soluciona todos los problemas de la sociedad. Pero, establece un nuevo acuerdo entre los ciudadanos para cambiar las estructuras de la injusticia, la desigualdad y el abuso. Muchos cambios necesarios se han detenido por que se han declarado inconstitucionales. Los derechos sociales no están definidos formalmente en la Constitución, sin embargo, la libertad de enseñanza y la propiedad privada están detalladas minuciosamente. Por ello, las movilizaciones han tenido como uno de sus focos una Nueva Constitución.

Como hay consenso sobre una Nueva Constitución, la pregunta central, ahora, es definir el mecanismo. La pregunta no da lo mismo. La crisis política, social e institucional de Chile, implica tomárselo en serio. El Gobierno dijo que su opción era el Congreso. El problema de ello es que este Congreso adolece de un gran problema de legitimidad y representatividad. Ahora se conversa sobre la una Convención, con porcentaje de parlamentarios y ciudadanos electos. Lo que la elite política parlamentaria no entiende, sobre todo la oficialista, es que el momento de Chile implica resolver directamente con la ciudadanía. Los acuerdos que se buscan en el Congreso, es nuevamente más de lo mismo. Cocinémoslo acá, entre nosotros, los que sabemos de estas cosas. Ahora, según declaraciones en el Congreso, la Derecha estaría proponiendo que la ciudadanía elija solo el 40%, sumándose un 20% de designados y un 40% de parlamentarios. No solo más de lo mismo, sino que retrocesos democráticos para resolver un problema que es mayor.

Por ello, el Plebiscito Comunal que levantó la Asociación Chilena de Municipalidades, donde están todas las comunas de la Provincia, es de gran importancia. Son tres preguntas: 1) si quiere que se redacte una Nueva Constitución, 2) con qué mecanismo, y 3) priorización de las diversas demandas sociales.

En un panel de conversación de este lunes 11 organizado por los amigos de Maldición Gitana, donde participaron varios actores locales y con público presencial y virtual, ante una pregunta mía sobre si el plebiscito comunal de Los Andes podría incluir la pregunta por el mecanismo para la Constitución, el Alcalde respondió, dos veces, “estoy dispuesto”. Bueno, ahora la Asociación Chilena de Municipalidades tomó como acuerdo formal impulsar esas preguntas y esperemos que esto pueda concretarse tanto en Los Andes, como en el resto de las comunas de la Provincia. Creo que este es el método más democrático, inclusivo y participativo de resolver las diferencias sobre la nueva Constitución. Aquellos, que quieran defender que el Congreso es el único mecanismo, podrán informar y votar. Aquellos que estamos por la Asamblea Constituyente, podremos informar y votar. En momentos de crisis como estos, es necesario abrir la discusión y dejar que se exprese la democracia.

Este Plebiscito sería el 7 de diciembre. No hay mucho tiempo para informar a la ciudadanía, y esperamos que esta participación sea lo más amplia posible para que se valide y legitime esta opción. Todos y todas, esperamos que la crisis social y política se resuelva con grandes cambios y, en su vínculo entre ciudadanía y Estado regional y central, los Alcaldes y Municipios pueden hacer un aporte muy significativo.

Comenta en Facebook

Comentarios

Quizá te interese

Calor y salud

Por: Soledad Garrido, académica Facultad Enfermería U. Andrés