Femicidios en 2019: un desafío intersectorial

Femicidios en 2019: un desafío intersectorial

- en Columnistas
207

Por: Sofía Bravo, académica Escuela Fonoaudiología U. Andrés Bello

Durante el periodo estival, aumenta la frecuencia de visitas a la piscina, a la playa o, simplemente, muchos recurren a jugar con agua en casas, ya que las altas temperaturas de esto meses invitar a refrescarse.

Debido a esta alta exposición a humedad, los oídos pueden sufrir infecciones, por ejemplo, otitis externa, comunes en niños que pasan mucho tiempo en el agua. El agua puede asentarse en el canal auditivo y provocar irritación e infección del oído externo.

Sin embargo, hay formas de ayudar a prevenir las infecciones del oído externo como usar un gorro de baño o tapones para los oídos removibles cuando nada para ayudar a mantener secos los canales auditivos. Secar oídos cada vez que salga del agua, puede usar un secador de pelo o simplemente la toalla. Inclinar la cabeza de un lado a otro después de mojarse para que el agua se drene. ¡Cuidado con los piqueros! Se produce un aumento repentino de la presión en los oídos, debido a la entrada rápida en el agua, lo que puede ser perjudicial para la salud auditiva.

Si todo lo anterior no resulta, converse con su médico otorrino sobre la mejor opción terapéutica.

Comenta en Facebook

Comentarios

Quizá te interese

Sentimientos

Por: Alfonso Montt Las nubes, poco a poco,