Andinos orgullosos y contentos

Andinos orgullosos y contentos

- en Columnistas
515

Por: Eugenio Astudillo Leal

Una importante noticia nos comunicó nuestro Alcalde de la Comuna de Los Andes, días atrás, acerca de la ubicación en el Ranking de Desarrollo de Comunas, en donde nuestra ciudad ocupa el lugar 34 entre las 345 comunas del país, en calidad de vida.

Indudablemente, la posición es digna de orgullo para todos los habitantes de la ciudad, los que de alguna forma u otra, percibimos la calidad de vida diferenciada que se vive en Los Andes, en forma sostenida y permanente desde hace ya varios años atrás, hecho que es más que meritorio en los últimos tiempos, en donde, en todo el país se ha enrarecido la calidad de la convivencia interna de sus ciudades, producto de la división política que por años divide a la sociedad chilena, situación que se complica más ahora, si agregamos los grandes problemas de delincuencia, narcotráfico que hoy se viven, además de las restricciones por causas de la pandemia del coronavirus, cuyos resultados aún son impredecibles en sus definitivas consecuencias en la salud de la población, y los económicos que derivan de él, de acuerdo a la demora mundial en cuanto dure su tiempo de control total.

Considerando las variables que analiza el estudio del Instituto Chileno de Estudios Municipales, más otros aspectos de desarrollo visibles en la ciudad, permiten apreciar, que en tiempos normales, la comuna es capaz de ofrecer una buena alternativa de vida de calidad a sus habitantes, cerca de las grandes urbes nacionales como la capital Santiago, y el conglomerado de ciudades hermosas ubicadas en el borde costero de nuestra Quinta Región, las que, como anexo a nuestra ya determinada calidad, le dan otro plus, ya que se pueden acceder a ellas, como privilegio extra, por medio de buenos caminos e infraestructuras de transporte, lo que nos da posibilidades de tener rápidamente a la mano, a otras entidades y jefaturas de servicios públicos especializados del país, o de mayor resolución, y a más opciones laborales diarias, sin tener que abandonar la residencia permanente en nuestra querida ciudad.

En lo interno y administrativo de la ciudad, es bueno reconocer que salvo, un par de excepciones menores ocasionales, la dirigencia política de la comuna, por mucho tiempo ya, ha estado libre de operaciones que dejen dudas de su honestidad frente al desarrollo de sus funciones, pudiéndose apreciar; además, que se vienen buenos nuevos proyectos públicos y particulares en la ciudad, que van en la onda del progreso y crecimiento de la comuna, asegurando así, en ellas, nuevas y renovadas fuentes laborales, dignas y permanentes, que permiten asegurar la unión de la decendencia familiar en la ciudad, sin tener que sufrir que nuestros hijos de Andinos, se enfrenten a migraciones a lugares lejanos a Los Andes, en búsqueda de fuentes laborales normales.

A lo anterior se debe tener en cuenta también, los beneficios de contar en menos de media hora, con la cercanía con la vecina ciudad de San Felipe con sus servicios y entornos industriales, que hace más extensa las ofertas de otros bienes e insumos agrícolas que privilegian los consumos de los habitantes de nuestra ciudad.

En una época en que todo se cuestiona, se encuentra malo, o se destruye, por todo lo logrado y ratificado por este Ranking nacional, no queda más que felicitar con agradecimiento a nuestras autoridades comunales, especialmente a su Alcalde y su equipo municipal, agregando también la labor eficiente de la mayoría de los concejales andinos, y también, dar las gracias sinceras a tantos emprendedores y empresarios actualmente presente en la ciudad, que han invertido confiadamente en la comuna, situación que ha estimulado el progreso de la misma, el crecimiento de los servicios públicos y generales, y el poder disfrutar ahora, ahora de una ciudad, linda, agradable y organizada, en donde dan ganas de vivir.

Con relación al cuidado y disfrute de la ciudad, ruego a Dios, que todos estos procesos electorales que se avecinan pronto se realicen dentro de marcos civilizados de orden, cuidado y conservación de la calidad de vida de la ciudad, que la hagan aún mejor en apreciación nacional, y poder seguir siendo así, un hijo orgulloso de ser ciudadanos de Los Andes.

Comenta en Facebook

Comentarios

Quizá te interese

VACUNARSE es IMPORTANTE

Por; Dr. Denis Panozo Cuando no existían las