Raúl Fuhrer: “Cuando se dice que es toda el agua la que se está llevando a las otras secciones, eso es falso”

Raúl Fuhrer: “Cuando se dice que es toda el agua la que se está llevando a las otras secciones, eso es falso”

- en Los Andes
365

Seremi de Obras Públicas ante cuestionamientos y rechazo generado por acuerdo de redistribución del recurso del río Aconcagua.

Cuestionamientos y rechazo entre autoridades, pequeños agricultores y crianceros ha provocado el nuevo acuerdo de redistribución voluntaria de aguas que fue suscrito por los representantes de las Juntas de Vigilancia del río Aconcagua, Esval y el seremi de Obras Públicas.

Dicho protocolo, que comenzó a regir en octubre y que se prolongará hasta abril del próximo año, establece que las Juntas de Vigilancia de la Primera y Segunda Sección cerrarán o regularán las compuertas en turnos de 36 horas entre los días sábado y domingo para dejar pasar el caudal hacia la Tercera Sección, la que también deberá hacerlo lo propio para llegar con el recurso hídrico a la Cuarta Sección.

Sobre el particular, el seremi de Obras Públicas, Raúl Fuhrer, fue categórico en señalar que “cuando se dice que es toda el agua la que se está llevando a las otras secciones, eso es falso, lo que se basa en la desinformación y en lo que tenemos todos una cuota de responsabilidad”.

Así lo expresó al término de una reunión sostenida en el salón de honor de la Gobernación Provincial de Los Andes, en la que participaron el gobernador Sergio Salazar, los alcaldes Manuel Rivera, René Mardones y Sergio Salazar, de Los Andes, San Esteban y Calle Larga, respectivamente; Javier Crasseman, presidente de la Primera Sección del río Aconcagua; personeros de la Dirección de Obras Hidráulicas, representes de empresas, dirigentes agrícolas y de la comunidad, entre otros asistentes.

La autoridad regional explicó que durante los siete días el caudal que pasa por Chacabuquito es de entre 30 a 35 metros cúbicos, promedio que es constante, “donde solamente un día y medio es el que se reparten el turno, o sea quedan cinco días y medio exclusivos para la Primera Sección. Incluso en esas 36 horas solamente se dejan pasar en promedio 20 metros cúbicos, quedando entre 10 y 15 metros cúbicos exclusivos para la primera sección”.

Indicó que lo que considera el acuerdo era algo importante que se debía aclarar e informar, “por eso tuvimos esta reunión que fue una buena instancia, de mucho respeto, diálogo constructivo y que vamos a complementar en tres semanas más con un próximo encuentro”.

En tal sentido, la autoridad regional sostuvo que un problema tan grande como la sequía “hay que mirarlo de manera integral de cordillera a mar, por eso en esta reunión hemos podido contar que muchos de los compromisos que se adquirieron a finales de 2019, junto con el ministro en Santiago, están en plena ejecución. También queremos que el agua llegue a todos, con prioridad para consumo humano y para la agricultura que es tan importante para los alimentos y la empleabilidad”.

Detalló que, por ejemplo, se está avanzando en mejorar la batería de pozos que se encuentran en Curimón, “la que electrificamos y que parte de ella va en beneficio de la primera sección”; en la bocatoma unificada, “un proyecto de más de 20 años que estaba pendiente, que no se había podido avanzar con la nueva normativa y los requisitos que tienen que pasar por el Ministerio de Desarrollo Social, que en términos de eficiencia es clave cuando hay escasez y sequía”; y en los encausamientos y la construcción de pozos en la mitad de canales, “para poder inyectarles agua subterránea”.

El seremi reconoció que con diez años de sequía que están afectado al país y particularmente a la zona central “por supuesto que esto sigue siendo difícil, por eso es prioritario para el Ministerio de Obras Públicas y por ello hemos aumentado los recursos, ya que el Presidente Piñera tomó la decisión de duplicar los presupuestos para la crisis hídrica”.

Agregó que si bien en el invierno de este año hubo más lluvias y se acumuló más nieve en la cordillera, “esta condición no alcanzó para un año normal y si así hubiese sido se necesitan al menos cuatro años normales para poder decir que se superó la crisis hídrica, lo que no ha sucedido. Lo que sí sabemos es que si hoy está pasando más agua es producto de ello”.

Comentó que si bien las cifras son alentadoras, se espera que las precipitaciones se multipliquen en las temporadas invernales de los próximos años.

Comenta en Facebook

Comentarios

Quizá te interese

Le dispararon en la cabeza a joven en los momentos que se servía un completo

Dos sujetos fueron detenidos por Carabineros cuando huían