El retorno de las ollas comunes

El retorno de las ollas comunes

- en Columnistas
826

Una verdad ética ocultada

Por: José Ramón Toro Poblete, profesor

La Pandemia, ha puesto al descubierto las luces y oscuridades Éticas de nuestra sociedad.

Hemos podido constatar el comportamiento, la generosidad y profesionalismo del personal de la atención de la Salud Pública (a pesar de todas sus precariedades), la fuerza de la vocación de todos quienes trabajan en el área de la salud pública y privada, la generosidad de muchos vecinos, la capacidad de organización, la solidaridad, la responsabilidad social, la fortaleza de los niños, el rol e importancia de los Alcaldes, la conciencia social de algunos empresarios, la irrupción de la tecnología y el nuevo uso de las Redes Sociales en la Educación y en la Salud, la solidaridad y empatía con los inmigrantes …., pero frente a las oscuridades, desgraciadamente están “los pillos” que gozan burlando las indicaciones de la autoridad sanitaria de modo increíblemente irresponsable, empresarios inescrupulosos que cambian el giro de sus empresas, los típicos mentirosos que abusan de los permisos sanitarios, la gran cantidad de personas que no se informa, los irresponsables buenos para “el carrete” y también la realidad de la extrema pobreza.

Esta es la verdad que se ha ocultado o, ante la cual la sociedad se acostumbró no ver. Es por ello que el texto que a continuación expongo (tomado de una página oficial de gobierno

www.desarrollosocialyfamilia.gob.cl ), nos permitirá diferenciar qué se quiere decir con Pobreza y Vulnerabilidad para redescubrir esta triste realidad. El texto está tomado de la siguiente fuente: y consultado el 24 de junio del 2020 a las 17:45 horas                  http://www.desarrollosocialyfamilia.gob.cl/ipos-2013/media/IPOSPobreza_2013.pdf

Grupos vulnerables, son personas en situación de calle, adultos mayores, personas con discapacidad y personas de pueblos originarios

Definiendo la Pobreza en Chile “(…) Puede comprenderse como un estado en el cual se carece de los medios necesarios para alcanzar un nivel de bienestar determinado. Son diversas las formas en que se puede entender este concepto, según el mecanismo con que se defina el umbral de bienestar o según la(s) dimensión(es) que se use(n) como indicador(es) de dicho bienestar. La práctica más común al respecto es usar una definición indirecta, que utiliza el ingreso del hogar como el principal indicador de bienestar.”(…) “La pobreza medida por ingresos es sólo una aproximación de un problema complejo que, como se sabe, puede expresarse en múltiples dimensiones. En efecto, la pobreza no se experimenta sólo a través del nivel de ingresos, sino que las personas y familias (…) puedan presentar un estado de precariedad en aspectos educacionales, laborales, habitacionales o sanitarios, entre otros”(…)

Definiendo la Vulnerabilidad en Chile “(…)La realidad muestra que hay personas que, si bien se encuentran sobre la línea de pobreza, viven en una situación de alta vulnerabilidad, en la que pequeños movimientos en su ingreso – o en el precio de los alimentos – puede provocar que caigan bajo la línea de ingreso que determina la condición de pobreza”(…) “No puede costear al menos cuatro de los siguientes nueve gastos: pago de hipoteca, arriendo o préstamos; una semana de vacaciones fuera del hogar; una comida con carne, pollo o pescado cada dos días; gastos financieros inesperados; un teléfono; una televisión a color; una lavadora; un auto; o un calefactor para mantener la casa temperada”(…)

Ante ésta definición de Vulnerabilidad, caerían muchas familias de clase media (media alta) que se atrasen en el pago de sus dividendos, que solo puedan comer carne o pescado una vez pero, cada dos semanas o que no tengan dinero para pagar un medicamento o una consulta médica de un especialista que solo atiende en forma particular.(Ni por Isapre y ni por Fonasa, que los hay), también cabrán en ésta definición los pequeños comerciantes de nuestra ciudad y sus trabajadores…

En buen chileno y clarito, las personas que viven en situación de pobreza y que son catalogadas de “alta vulnerabilidad” viven en Extrema Pobreza. Es eso lo que ha quedado al descubierto.

Esta realidad es la que desconocía el exministro de Salud y que fue lo que, tardíamente, descubrió. Eso es lo que se ha tratado de ocultar con palabras llenas de artificio para “mostrar” un Chile próspero y feliz.

El regreso de las Ollas Comunes, real y dolorosa vergüenza, se tratará de erradicar con la distribución de comida preparada mediante su entrega en Food Truck, suena lindo ¿verdad? y con eso se buscará eliminar la imagen de personas con sus ollas en las manos haciendo fila en las veredas de una comuna o ciudad.

En nuestra ciudad y comuna, la extrema pobreza existe y es real, pero suena más lindo decir que son personas y familias en situación de alta vulnerabilidad.

Por último, todo ser humano es susceptible de ser vulnerado. Ha sido vulnerado en su desplazamiento o movilidad el rico y el pobre, el culto e iletrado, el trabajador, empresario y cesante, toda persona ha sido y se siente vulnerada por esta pandemia pues no goza de la movilidad o capacidad de desplazamiento, no puede ver sus familiares, no pudo celebrar el día de la Madre y del Padre en familia…. Pero no se puede callar que los más pobres han sido vulnerados por el sistema económico que impera en nuestro país, despertando en ellos “satisfactores” fuera de su alcance y siendo convencidos por ellos, endeudándose con tarjetas de crédito que entregan dividendos abultados a empresas y grupos económicos…, también han sido vulnerados a tal punto que, vuelva a leer nuevamente lo que mencioné; “ni puede costear al menos….gastos financieros inesperados; un teléfono; una televisión a color; una lavadora; un auto”(…) y, sin embargo, podemos ver a personas pobres, pobres, pobres con un costoso celular en sus manos…. ¿Verdad?

Que sea feliz, y tenga buena salud

Comenta en Facebook

Comentarios

Quizá te interese

Angelito Quiroga

Por: Eduardo Araya Segovia Quiero agradecerte, Ángela, a