La Bomba Andes como matriz bomberil de la provincia

La Bomba Andes como matriz bomberil de la provincia

- en Columnistas
1694

136 años de la comisión que dio vida a los bomberos andinos

Por: Abel Cortez Ahumada, Doctor en Historia

Hace 136 años, el 25 de agosto de 1885, en la Gobernación de Los Andes, se llevó a cabo la reunión para la formación de una Comisión que pudiera dar vida a una institución bomberil en la ciudad. Darío Risopatrón Cañas, Gobernador balmacedista dio cauce a la iniciativa de varios vecinos, chilenos y algunos migrantes italianos, para agruparse y conformar un espacio de sociabilidad y de protección de bienes y personas ante incendios. En dicha ocasión, se formaron dos comisiones, una de recaudación de fondos y otra de estudio para la adquisición de una bomba. Un año después, con el apoyo de las familias andinas y del Gobierno, se pudo concretar la compra de una bomba a palanca, lo que permitió dar inicio formal a la institución de bomberos en la ciudad y la provincia, con la creación de la Bomba Andes el 18 de septiembre de 1886, compañía N° 23 a nivel nacional.

La Bomba Andes se convierte así en la matriz fundacional, en la bomba fundadora de la vida bomberil en nuestro territorio. Desde sus filas han salido voluntarios y apoyos para la creación de todas las compañías, destacando el grupo de italianos que formó la Segunda Compañía, así como el apoyo en la creación de la Quinta Compañía, y otras más. La Bomba Andes, por antigüedad, es la Primera Compañía del Cuerpo de Bomberos de Los Andes y tiene como consigna el lema “Unión es Fuerza”, trazando su accionar de voluntariado, lema que es posible apreciar y respirar en su cuartel. Los voluntarios y la cada vez mayor cantidad de voluntarias, conforman una gran familia, un equipo comprometido con su Compañía y con la ayuda al prójimo ante incendios y emergencias. Una identidad y una responsabilidad que los primerinos y primerinas han asumido, sosteniendo y desarrollando una institución que ha realizado su labor en tres siglos distintos (XIX, XX y XXI).

Esa historia centenaria constituye parte de su identidad social y la Bomba Andes la sigue cultivando como factor de pertenencia y guía para su accionar. Es por ello, que se ha hecho responsable del resguardo del patrimonio bomberil andino: creó, sostiene y desarrolla el Museo de Bomberos de Los Andes; Museo y Cuartel que se han convertido en punto destacado en el Día del Patrimonio; resguarda La Cucha, bomba reliquia de incalculable valor histórico; a su vez, mantiene su Cuartel y Salón histórico en excelentes condiciones, sin duda uno de los más bellos espacios bomberiles de la región. La historia y presencia de sus cuatro mártires del año 1987 son un orgullo para la institución, indicando a cada momento el riesgo al que se exponen los voluntarios y el alto espíritu que se requiere para ser parte de sus filas.

La Bomba Andes, su oficialidad y voluntarios/as, siguen destacando como una institución ciudadana de prestigio social y de gran calificación técnica especializada. Este año se cumplen 135 años de su existencia y 50 años de la formación de su Brigada Infantil, evidencia histórica de que el vigor y compromiso demostrado día a día, tanto en las emergencias, como en la dirección administrativa y gestión operativa, seguirá dándonos tranquilidad y apoyo a todos los andinos y andinas.

Comenta en Facebook

Comentarios

Quizá te interese

Mis Historias, libro del andino Patricio Bonelli Canabes

Impreso en los Talleres de Gráfica LOM, Miguel