“La otra cara del dinero”

“La otra cara del dinero”

- en Columnistas
212

Por: Jorge A. Walters A.

Para nadie es un misterio que, el Dinero, fue una genial creación, o invento del ser humano, que puso término al “Trueque”; práctica que, en el pasado, era el único modo de llevar a cabo las Transacciones Comerciales.- Sin embargo, poco tardó el ser humano, en descubrir que, el Dinero, además de ser un práctico “Medio” para el ejercicio de su actividad, a medida que, su posesión, iba en aumento, reparó en que, su acumulación lo iba haciendo más rico.- Esa creciente fortuna, fue despertando su ambición y pasó a convertirse en el más anhelado “Fin”. Esta sensación, luego lo sedujo, debido al Poder y dominio que, por cierto le otorgaba sobre sus pares.- … ¿ Quién podría dudar que, una sociedad abusada, muy desigual y carenciada, constituye el medio ideal para que, la corrupción se propague transversalmente, afectando hasta las Fuerzas Armadas y de Orden y para que, el Dinero corrompa, compre consciencias, compre votos, voluntades, financie y compre adhesión de Parlamentarios, compre a miembros de los Tribunales de Justicia, a la Contraloría, al S.I.I. como a los Tribunales, para que, condonen deudas cuantiosas a grandes empresarios y a nivel internacional, mediante eventuales incentivos, firmen con extraña urgencia, Tratados que, se sabe que, atentan contra la Soberanía Nacional y otorgan millonarios Privilegios y Exenciones al Poder Económico?..

En los tiempos actuales, el DINERO, objeto de muy acuciosos estudios a nivel Académico, como “Medio” y como “Fin”, ha permitido a algunos Economistas, diseñar sistemas socio-económicos a la medida para ciertas doctrinas e ideologías tanto en uno, como en otro sentido que, al no ser comprendidas a cabalidad, por la ciudadanía, por lo general, los polariza y los divide y los Gobiernos de turno, no permiten otra opción que, aceptar y someterse a su funcionamiento, muchas veces en contra de su voluntad, lo que, por cierto, al sobrepasar los límites y hacerse extremadamente abusivos e insoportables, pueden motivar expresiones de rebeldía, de desórdenes públicos, o de Estallidos Sociales.-

La otra cara de la medalla, nos lleva a comprender que, el Dinero, es el oxígeno que, da vida y que, mueve la economía y por lo mismo, cuando su flujo, como su restricción, así como su manejo, están en manos del Gobierno de turno, éste está en condiciones de dominar, de manejar, de someter y de reprimir al pueblo, a su plena y entera conveniencia.- ¿…?

La billetera fiscal, como sabemos, se nutre con los recursos originados en las exportaciones y ventas de diversos recursos extractivos como: Concentrado de cobre y cátodos, (sin industrializar), Litio (también sin industrializar, ambos todavía exentos de pago de Royalties Mineros), Productos pesqueros, Fruticultura, Madera (Pellets), etc.- más un muy bajo porcentaje por impuestos a las industrias y a las personas y en más de un 50% gracias al I.V.A. (19%).- que, a la gran mayoría nos afecta.-

La Pandemia del COVID-19 dejó en evidencia que, con una sociedad, confinada, carente de dinero y sin trabajo, ni recursos para su difícil subsistencia, debido al masivo cierre del comercio y quiebra de muchas Pymes y una gran cesantía ; la única tabla de salvación es el Estado que, al negarse a hacerlo de inmediato, obligó a los cotizantes, a efectuar un muy controvertido retiro de un 10% de sus Fondos Previsionales; luego a otro retiro de un 10% que, esta vez, debió ser patrocinado por el porfiado Gobierno, para evitar rechazarlo y ahora, estamos ad portas de un 3er y nuevo Retiro de un 10% al que, el Gobierno se opone y señaló que, por ser a su juicio, inconstitucional, también lo llevaría al T. C. .-

Si centráramos nuestra mirada sólo en el I.V.A. (19%), veríamos que, cualquier ayuda que, un Gobierno otorgue directamente a la ciudadanía; en razón de sus carencias alimentarias, casi la totalidad de su monto sería gastado en compras básicas afectas.- Por lo tanto, además de activar la economía; en poco más de 5 vueltas de este mismo dinero circulante, el Fisco, a través del I.V.A recaudado por este concepto, sin duda, habría recuperado la casi totalidad de la ayuda brindada.-

Queda claro que, la mayor parte de la ciudadanía, gasta la totalidad de sus ingresos en productos afectos al I.V.A. (19%) y carece de capacidad de ahorro.-Al mismo tiempo, un grupo pequeño de chilenos privilegiados, especialmente empresarios, industriales, e inversionistas ligados al Poder Económico y Político, con muy altas rentas, e ingresos millonarios sólo gastan una parte ínfima de su Dinero, en similares productos, esenciales, aunque de superior calidad que, los de sus compatriotas y por eso, la gran parte de sus ingresos, no son gastados, ni pagan I.V.A y además, como si fuera poco, todas las adquisiciones que, efectúan en sus empresas, por el hecho de ser facturadas; el 19% del I.V.A. que, las afecta, al cierre del ejercicio mensual, es utilizado como Crédito Fiscal y su monto es rebajado del Impuesto a pagar por sus ventas.-

Todo lo señalado, sumado a las triangulaciones, al dinero en Paraísos Fiscales, al enriquecimiento familiar por Nepotismo y tantos otros malabares económicos, de alguna manera, explicarían el grosero y brutal enriquecimiento de aquellos compatriotas que, acrecentaron sus fortunas en más de un 70% precisamente, en el año terrible en que, la gran mayoría de los chilenos, se hicieron mucho más pobres.-

Ojalá que, por propia voluntad aquellos chilenos cuyas fortunas excedan los U.S. $ 22 millones de dólares, límite a partir del cual, son considerados “Súper Ricos”; por muto propio, acuerden contribuir con una parte, a lo menos razonable de sus fortunas, para que, el Estado pueda aminorar la inequidad del pueblo y no obliguen a que, los Gobiernos a tener que hacer una auditoría sobre su enriquecimiento, para luego, girarles los impuestos y/o las multas que ameriten.-

Todos esperamos que, la NUEVA CONSTITUCIÓN, corrija todo lo nefasto, lo indebido y lo carente de ética de la actual, para que, Chile sea el país justo, solidario y fraterno con el que, todos soñamos.-

Si Ud. concuerda con lo señalado, Decrete con fuerza y convicción ¡¡¡ QUE ASÍ SEA !!!

Comenta en Facebook

Comentarios

Quizá te interese

Protección a las personas mayores

Javiera Fernández Académica de la carrera de Derecho,