“Somos una sociedad que tiene una deuda con el bienestar de nuestros ancianos”

“Somos una sociedad que tiene una deuda con el bienestar de nuestros ancianos”

- en Columnistas
232

“El Gobierno debe garantizar el funcionamiento del hogar de cristo”

Por: Octavio Arellano Z., Concejal de Los Andes

“El Gobierno no puede ignorar la grave situación financiera que afecta al Hogar de Cristo, y debe impedir por todos los medios el cierre del Hogar Padre Hurtado de Los Andes, que atiende a 28 adultos mayores de escasos recursos, y además garantizar la estabilidad de los 30 trabajadores que allí se desempeñan. El Gobierno tiene el deber moral de ayudar a solucionar esta situación, ya que de alguna manera, el Hogar de Cristo ha hecho por más de 76 años el trabajo que corresponde al Ministerio de Desarrollo Social. Desde su fundación por el padre Alberto Hurtado, el 14 de octubre de 1944, ha atendido más de 25.000 personas en extrema pobreza, sin embargo la actual crisis de la institución, es la demostración que se ha agotado el modelo de atención de los adultos mayores más vulnerables basado en la caridad y en la privatización de los hogares. “

“Proponemos que para enfrentar esta crisis, el Gobierno incluya en el Presupuesto 2021 una glosa que permita el traspaso de recursos a los municipios para que éstos los transfieran mediante convenios de colaboración al Hogar de Cristo, proyecto que esperamos los parlamentarios apoyen en forma transversal. Sin embargo ello es solo un paliativo, ya que a partir de la aprobación de la Nueva Constitución, es preciso que se consagre como un deber del Estado proporcionar los recursos para garantizar el derecho a una ancianidad digna para todos y todas los chilenos, creando un sistema nacional que otorgue una atención directa y de larga estadía para aquellos que carecen de familia, o apoyando a las familias que los mantienen en sus hogares, mediante la habilitación de espacios de vida dignos y el acceso a centros de atención diurna donde reciban asistencia técnico-profesional con cargo al Estado.”

LA POBLACIÓN ADULTA MAYOR SIGUE CRECIENDO PERO SIN POLITICAS INTEGRALES PARA SU ATENCIÓN.

“Cabe destacar que según las proyecciones del Censo 2017, el número de personas de 65 años y más en 2019 llegó a 2.260.222, la mayoría de los cuales se distribuyen principalmente en las regiones Metropolitana, Valparaíso y Biobío, lo sea representa el 11,4% de la población. Para el año 2035, se prevé un aumento de este grupo etario a una cifra de 3.993.821 adultos, los que equivaldrán al 18,9% del total de la población. Cabe señalar que los adultos mayores están jugando un papel cada vez más importante en el mercado laboral, ya que muchos, por diversas razones, están aún trabajando y buscando distintas formas de conseguir mayores recursos económicos, ante lo insuficiente de sus pensiones. Según el INE, el año 2010 había 332.687 adultos mayores de 65 años trabajando, lo que representa el 4,39% del total, cifra que el 2019, aumentó 570.305, subiendo al 6,28% del total de ocupados.”

EL MUNICIPIO DEBE HABILITAR UN CENTRO DE LARGA ESTADIA Y AMBULATORIO

“Ante este escenario, desde hace varios años venimos planteando a la autoridad municipal, la necesidad de que se elabore un proyecto para habilitar un Centro de Atención de Larga Estadía y Ambulatorio para el Adulto Mayor en Los Andes, sin que hasta la fecha se haya presentado proyecto alguno a la consideración del Concejo Municipal, por lo que en la práctica no hay donde acogerlos si es que se concreta el cierre del Hogar de Cristo. Todos sabemos que muchos de ellos son víctima de la pobreza, la insuficiencia de los servicios básicos, el abandono familiar y la falta de afecto, siendo los primeros damnificados de las pensiones indignas de las AFP, cuyas promesas nunca se hicieron realidad. Hoy, enfrentados a la crítica situación del Hogar de Cristo, urge la habilitación de un Centro de Larga Estadía administrado por el municipio, quien debería asumir esta tarea social dentro de sus competencias sociales, haciéndose cargo de financiar su construcción, habilitación y funcionamiento. Hay que recordar que muchos de ellos han sobrevivido con graves secuelas a los efectos de la pandemia del COVID 19 y seguirán expuestos a ella por mucho tiempo más.”

LOS ADULTOS MAYORES SON SUJETOS DE DERECHOS.

“El proyecto de Centro que planteamos, además de albergar a los ancianos que carezcan de familia, debe brindarles una atención integral, reconociéndolos como sujetos de derechos, tanto a la alimentación, el alojamiento como en la atención de salud física y mental, la mantención de su motricidad y sus habilidades socio-culturales. Este es el momento de comenzar a cambiar la perspectiva sobre este grupo etario, pasando de un modelo individualista y de competitividad de actores, a uno que garantices una vejez digna, apoyando a su grupo familiar en los casos de aquellos que posean un círculo familiar. También tenemos que reconocer como sociedad nos hemos olvidado que nuestros adultos mayores son actores válidos en la transmisión experiencias de vida, conocimientos y talentos, lo que debe formar parte necesariamente del proceso enseñanza-aprendizaje y la formación valórica de los estudiantes de nuestros colegios.”

LOS HOGARES ESTUDIANTILES DE JUNAEB SON UNA BUENA EXPERIENCIA A REPLICAR.

“Lamentablemente, el actual sistema de transferencia de recursos por parte de SENAMA, a los establecimientos de larga estadía o ELEAM, se enfoca desde los prestadores privados y no desde la demanda real de atención, generando un enfoque mercantil o un sistema perverso de concursabilidad de los privados. Dicho enfoque, propio del principio de subsidiariedad del Estado que consagra la actual Constitución, considera la atención al adulto mayor como un negocio privado y no como un servicio social de interés público. Un nuevo enfoque debe considerar la implementación de un sistema parecido al de los Hogares Estudiantiles de JUNAEB, en que es el propio servicio público o el municipio, quien asume la gestión completa del servicio de hospedaje, contratación de personal técnico, la elaboración de los programas y la entrega de la alimentación diaria.”

“Con los tiempos que vivimos, creemos que ha llegado la hora de devolver la dignidad a nuestros adultos mayores, declarándolos constitucionalmente como sujetos de derecho y por ello un deber del Estado, evitando que sigan siendo el sector más precario y vulnerable de nuestra sociedad.”

Comenta en Facebook

Comentarios

Quizá te interese

REMATE

Sin título-2 Comenta en Facebook Comentarios