El primer satélite de comunicaciones

El primer satélite de comunicaciones

- en Columnistas
336

Eugenio Astudillo Leal

El Telstar 1 fue el primer satélite de comunicaciones en transmitir señales de televisión en vivo y conversaciones telefónicas a través del Océano Atlántico. Se lanzó el 10 de julio de 1962, inaugurando una nueva era en las comunicaciones electrónicas, las que hoy, a 59 años de este acontecimiento, son la base de la modernidad que ahora tenemos en la televisión y telefonía celular que disfrutamos.

Telstar, con su exitoso progreso se transformó en una serie de satélites cuyo primer lanzamiento inauguró una nueva era en las comunicaciones, las microondas. El primer satélite experimental de esta serie fue fabricado en el año 1960 por John Robinson Pierce, de los Laboratorios Bell Telephone de los Estados Unidos, quienes aprovecharon la oportunidad presentada por el lanzamiento planificado del Echo 1, un satélite en forma de globo y recubierto de aluminio, fabricado en la misma década.

El satélite Echo estaba equipado para recibir señales telefónicas y reflejarlas de regreso a la Tierra. Pero el Telstar, era una concepción mucho más sofisticada en esa misma materia, ya que fue diseñado para amplificar una señal recibida desde el suelo y retransmitirla a varias estaciones terrestres. Este satélite, con un peso de solo 77 kilos, funcionaba con baterías de níquel y cadmio, recargadas por 3600 células solares, y contenía más de 1000 transistores, toda una novedad para la época. El ‘corazón’ del Telstar, era un tubo de ondas viajeras capaz de amplificar señales hasta 10000 veces, con la ayuda de otros componentes electrónicos.

Tras el lanzamiento de Telstar 1 el 10 de julio de 1962, una antena gigante cerca de Andover Maine, Condado de Oxford, Estado Unidos, alcanzó el punto apropiado de conexión y minutos después, las primeras imágenes de televisión se transmitieron a través del Océano Atlántico, las que se recibieron a través de estaciones de retransmisión en Inglaterra y Francia, y desde ahí en miles de pantallas de televisión europeas. También se realizaron con éxito en la oportunidad transmisiones por teléfono, telégrafo, datos, telefoto y facsímil.

El proyecto Telstar operó con éxito hasta febrero de 1963, cuando dejó de comunicar, probablemente como resultado de la radiación de las pruebas de armas nucleares estadounidenses en la atmósfera. Telstar 2, un satélite más pesado pero similar al anterior, se lanzó el 7 de mayo de 1963 en una órbita más alta para su protección nuclear. Los sucesores de Telstar 1 se fueron colocando en órbitas circulares más elevadas cada vez, lo que les permitió mantener posiciones fijas con respecto a la Tierra; tres de estos satélites pueden proporcionar aun, una transmisión continua a prácticamente a todos los puntos del mundo.

Comenta en Facebook

Comentarios

Quizá te interese

Mis Historias, libro del andino Patricio Bonelli Canabes

Impreso en los Talleres de Gráfica LOM, Miguel