Hospital de Los Andes comprometido con el cuidado del medio ambiente y las personas

Hospital de Los Andes comprometido con el cuidado del medio ambiente y las personas

- en Los Andes
177
Desde 2017 el hospital andino cuenta con energía fotovoltaica para su funcionamiento.

Cada 5 de junio se conmemora el Día Mundial del Medio Ambiente, con el objetivo de contribuir a crear conciencia acerca de la necesidad de proteger y mejorar el entorno donde viven las personas. Esta fecha se fijó en recuerdo a la apertura de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el tema, celebrada en Estocolmo, el año 1972.

Consciente que el concepto de salud está vinculado también a las condiciones del ambiente donde viven las personas, desde la década pasada, el Hospital San Juan de Dios de Los Andes ha impulsado iniciativas tendientes a disminuir el impacto de sus acciones. Es así como desde el año 2010 desarrolla un programa Ministerial de Manejo de Residuos Hospitalarios REAS, a través del cual el personal de salud segrega y elimina los residuos generados por la atención clínica, dependiendo de sus características, en distintos contenedores. Luego, estos son almacenados en espacios diferenciados en una Sala de Residuos, para ser retirados y eliminados por empresas certificadas.

En este mismo ámbito, desde el año 2017, y gracias a un convenio con la I. Municipalidad de Los Andes, el HOSLA comenzó un proceso de reciclaje de residuos asimilables a domiciliarios, estableciendo un punto verde al interior del establecimiento. A modo de referencia, el año 2020, el hospital recicló 1581 kgs., entre botellas de plásticos, cartones y papel blanco.

Respecto del material particulado, el año 2016 el HOSLA cambió sus calderas de petróleo por calderas a gas natural, proyecto que permitió disminuir de manera considerable las emisiones de gases de efecto invernadero de sus procesos industriales y de calefacción. Este hito fue un gran avance la disminución del impacto ambiental de los procesos que realiza el hospital.

Respecto de la eficiencia energética, desde el año 2017, y gracias a la Colaboración de la Agencia Chilena de Eficiencia Energética, el HOSLA cuenta con una planta fotovoltaica 25 Kv, que le permite obtener energía eléctrica a partir de paneles solares dispuestos en el techo del edificio de hospitalización. Esta iniciativa, junto con ser una fuente de energía limpia, permite un ahorro de un 3% en el consumo eléctrico del establecimiento.

Respecto al futuro, el siguiente desafío del Hospital de Los Andes en esta materia es avanzar en la implementación de un proyecto que mejore aún más la eficiencia energética de la institución, a través del modelo ESCO. Bajo este concepto, es posible reemplazar las luminarias y equipos de climatización por otros más eficientes, así como la ubicación de más paneles fotovoltaicos, financiados con los ahorros que produce la disminución de los consumos de energía eléctrica.

El punto verde donde se depositan los residuos tanto de botellas plásticas como papeles.

Comenta en Facebook

Comentarios

Quizá te interese

Estudiantes del IPLA lograron titularse con éxito en pandemia

Tras las dificultades que presentamos en el último