“POR LA RAZÓN O POR LA FUERZA”

“POR LA RAZÓN O POR LA FUERZA”

- en Columnistas
206

Por Eugenio Astudillo Leal
(Segunda parte y final)

Pero, para este caso de confusión nacional, como la que vivimos ahora, en que Chile está nefastamente dividido por demandas, contra demandas y conceptos valóricos de diferentes orígenes ¿Qué es la Razón y que es la Fuerza? para poder aplicar bien y objetivamente esa máxima El Escudo Nacional hecho en periodos de conflictos internos, reitero; como el de ahora, hace más de 180 años, instauró este lema en la nación, que como hemos visto precedentemente, fue ratificada su oficialización en dos oportunidades, por dos generaciones posteriores y diferentes en el siglo pasado, solo con el fin de dejar establecido a los chilenos en ese importante emblema nacional, como observación perenne, que todo aquello que en aras del progreso del país no entra y se acepta por la razón de los ciudadanos, entonces entraría por la fuerza de la autoridad facultada por Ley para hacerlo. Hoy ante la misma situación, de división y caos, especialmente en la seguridad interna, la aplicación del lema nos complica especialmente, porque; quizás, las peticiones populares tienen toda la razón de ser en su origen, pero la fuerza de la violencia ejercida en su nombre bajo variadas formas vandálicas de protesta, las han convertido; a muchas de ellas, en totalmente antagonista con el mensaje valórico del lema en lo que se refiere a la razón, lo que se agrava; por otra parte, porque también las respuestas de la clase política del país no han sido razonable en sus respuestas, con el agravante, de que la fuerza, en muchos casos, ha sido mal aplicada, o muy debilucha, lo que ha hecho perder el respeto a los encargados de imponerse a nombre de la fuerza de la autorizad, creando graves problemas de estabilidad a nuestro sistema de gobierno.

¿Entonces qué haremos? ¿Cambiar el lema o cambiar las conductas? ¿Seguiremos dejando que los violentistas sigan haciendo lo que quieran o aplicaremos como corresponde el lema?

Muchas veces, en ocasión de los excesos y el aprovechamiento de algunos grupos minoritarios que siempre sacan partido de estos momentos de crisis, se nos ha invitado a razonar democráticamente a fin de evitar la fuerza como medida extrema, pero hoy día está tan manoseado el tema central de la convivencia nacional, y debiluchas sus instituciones, que quizás, para dar rienda suelta a las peticiones violentas de esas minorías, también se llame a un plebiscito para cambiar el Escudo y su Lema, o el lema solo, o para preguntar a todos si es conveniente sacar al huemul definitivamente de esa imagen, poniendo en su reemplazo a un “venerable encapuchado” con un nuevo lema perentorio que diga lisa y llanamente ; “Hagan lo que quieran con Chile”

Démeles valor a nuestros símbolos patrios y respetemos sus lemas. El Escudo Nacional no es solo un adorno. Todos por Chile.

Comenta en Facebook

Comentarios

Quizá te interese

Crisis

Por: Arturo Venegas Gutiérrez Chile vive una crisis