¿No lo sabía?: Hace 50 años se fabricaban automóviles en Los Andes

¿No lo sabía?: Hace 50 años se fabricaban automóviles en Los Andes

- en Los Andes
456
El primer sedán Peugeot 404 armado en la planta Franco Chilena de Los Andes. De ellos, unas 3.000 unidades fueron destinadas a taxis de Santiago.

Se cumplen cincuenta años desde que en 1970 se pusiera en marcha el complejo industrial automotriz de Los Andes en el sector de San Rafael (donde hoy se encuentra Easy y la Fiscalía) con las plantas automotrices de Franco Chilena y Cormecánica, donde la primera armaba los automóviles Peugeot y Renault y la segunda -hasta hoy- fabrica cajas de velocidad para el mercado internacional.

En sus primeros años, la planta automotriz de Franco Chilena, que ocupaba un superficie de 25 mil metros cuadrados, abasteció una parte importante del mercado nacional como modelos tan populares como el 404, el 504 station wagon, el 505 y el 205. Posteriormente, su producción se vendía en el exterior debido a que las modificaciones introducidas al Estatuto Automotriz eliminaron las franquicias para la importación de piezas y partes de automóviles, gravándolas con 11% de arancel. Ello significó que un vehículo importado desde Francia era 20% más barato que otro igual armado en la planta Franco Chilena de Los Andes. Con ello comenzó la crisis de la armaduría y después se inició la masiva importación de automóviles y vehículos de toda índole que comenzaron a llegar a Chile, como hasta ahora. Y ahí debió paralizar sus actividades la industria local.

Uno de los ingenieros que prestó labores en la planta fue Paul Laine, conocido vecino de Los Andes, que actualmente está radicado en nuestra ciudad, ampliamente conocido, vinculado a Rotary y a otras entidades, además de ser un cultor del ambiente cultural y artístico junto a su esposa Guillermina Hernández.

La paulatina desaparición de los subsidios fiscales hizo que la planta sólo alcanzara su cuota máxima de producción -8.500 vehículos por año- en 1981, en circunstancias que sus instalaciones tenían capacidad para armas 50.000 unidades. Su última dotación de personal alcanzó a 120 trabajadores que armaban un promedio de 10,5 vehículos por día, lo cual se tradujo en un volumen anual cercano a las 4.000 unidades.

En las fotografías, el proceso de pintura, la línea de vestidura y la revisión del tablero y el sistema eléctrico.

Comenta en Facebook

Comentarios

Quizá te interese

REPORTE DEL CORONAVIRUS

Comenta en Facebook Comentarios