CARTA DEL SINDICATO SUPLANT DE CODELCO DIVISION ANDINA

CARTA DEL SINDICATO SUPLANT DE CODELCO DIVISION ANDINA

- en Minería
752

Señor

Director

Diario El Andino

Presente.-

Estimado Señor,

A través de esta carta, quisiéramos hacerle saber nuestra sorpresa ante su publicación de fecha 5 de julio titulada “Surgen «roces» entre los sindicatos SIIL y SUT con el sindicato SUPLANT de Codelco Andina”. Nuestra preocupación surge del hecho de que ni siquiera fuimos consultados por vuestro medio para indagar sobre nuestra posición y simplemente se publicó sin la debida consideración de nuestra organización.

Para vuestra información y de la opinión pública, toda vez que hemos tomado contacto con trabajadores o trabajadoras de Codelco Andina, ha sido para dar a conocer nuestra organización sindical, lo que está dentro de nuestros derechos consagrados en el Código del Trabajo y en el ordenamiento jurídico vigente. Y lo que hemos comunicado es simple y demostrable fehacientemente. Contamos con un libro de Contrato Colectivo que representa el esfuerzo y compromiso de 83 trabajadores que en el año 2018 defendieron durante 39 días de huelga los derechos adquiridos por nuestros asociadados. Hemos sido muy responsables al indicarles que nuestro Contrato Colectivo hoy es más potente al momento de comparar los resultados remuneracionales anuales y hemos invitado a quienes les interese pertenecer a nuestra organización sindical, a hacer su propio ejercicio. Es muy fácil hacerlo, es cuestión de ingresar al Servicio de Impuestos Internos (SII) y comparar a un trabajador de las otras organizaciones sindicales con un trabajador SUPLANT de la misma categoría. Este método comparativo es contundente y categórico, dado que los ingresos después de impuestos son un antecedente utilizado inclusive en estudios económicos para establecer comparaciones de ingresos al interior de la fuerza de trabajo. Además, esto permite tomar una decisión informada y documentada a quienes quieran cambiarse de una organización a otra, lo que es absolutamente legítimo pues está amparado por el Código Laboral y el estado de derecho, cuestión que no corresponde impugnar a ningún dirigente sindical.

Hemos sido extremadamente responsables en la información que hemos dado a conocer a los trabajadores y trabajadoras, por lo que nos parecen del todo injustas, abusivas y groseras las descalificaciones que se han hecho –y en documentos institucionales- hacia algunos miembros de nuestra directiva SUPLANT. No corresponden, son infundadas y orientadas evidentemente a dañar la imagen de los miembros de la directiva de SUPLANT, además de dividir y debilitar la capacidad de negociación de nuestro sindicato SUPLANT, lo que es obviamente funcional a los intereses de la burocracia gerencial de Codelco Andina, que necesita sindicatos debilitados para conseguir rebajar los derechos de nuestros asociados.

Los trabajadores y trabajadoras asociados a una organización sindical en Codelco Andina, no son esclavos ni tampoco propiedad de un sindicato; son personas que sienten y piensan. No es correcto coartar su libertad de decidir ni menospreciar sus propias capacidades de tomar decisiones, y menos aún, suponer que pueden aceptar ser víctimas de prácticas de intimidación mafiosa como nos han imputado los dirigentes del SIIL y SUT, para que se cambien de sindicato, lo que es del todo irrespetuoso e irresponsable. Si un número importante de trabajadores y trabajadoras han tomado el camino de venirse a SUPLANT, es evidente que ha sido una decisión libre y soberna que debemos respetar y debe llevar a una reflexión autocrítica a las organizaciones que están perdiendo a sus asociados.

Atentamente,

Clodomiro Vásquez Ahumada, presidente; Rodolfo Solís Mujica, secretario; Orlando Díaz Barahona, tesorero.

Comenta en Facebook

Comentarios

Quizá te interese

División Andina avanza en incorporación femenina a sus áreas operativas

En línea con el actual proceso de transformación