Paseo familiar a un cerro de Rinconada terminó en tragedia

Paseo familiar a un cerro de Rinconada terminó en tragedia

- en Rinconada
1240

RINCONADA.- Un adulto mayor de 87 años, de iniciales L.R.P.O. y con domicilio en la Villa Las Acacias de la comuna, falleció la mañana de ayer en momentos que ascendía el Cerro Las Bandurrias, actividad de esparcimiento que de manera tradicional efectuaba junto a la familia.

Conforme a los antecedentes policiales, en un momento el hombre se sintió cansado por lo que decidió descansar por algunos instantes, mientras sus familiares continuaron subiendo.

Al pasar los minutos y extrañar que no llegaba al lugar que tenían como destino, se decidió bajar a verlo y fue en ese instante en que lo encontraron tendido y sin vida, provocando el inmenso dolor entre sus seres queridos.

De lo ocurrido se informó a Carabineros de la Tenencia y al Cuerpo de Bomberos de la comuna, acudiendo personal policial y de la Unidad de Rescate, respectivamente, que pasadas las 11:30 horas ascendieron hasta el punto en el que permanecía el cuerpo que posteriormente bajaron, para seguidamente trasladarlo al Centro de Salud Familiar (Cesfam) de Rinconada.

Informado el fiscal de turno, instruyó que por el repentino fallecimiento concurrieran detectives de la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI) de Los Andes, que al realizar el examen externo policial descartaron la intervención de terceras personas en el deceso y se estableció como causa de la muerte un infarto agudo al miocardio.

Al ser una persona que era atendida en el centro asistencial y por sus antecedentes, un médico extendió el correspondiente certificado de defunción no siendo necesario ser llevado al Servicio Médico Legal, por lo que el cuerpo posteriormente fue entregado a familiares para su velatorio.

(Fotografías gentileza Cuerpo de Bomberos de Rinconada)

Comenta en Facebook

Comentarios

Quizá te interese

De forma virtual serán celebrados los 30 años de la Peregrinación al Santuario de Santa Teresa de Los Andes

Los 30 años de la Peregrinación al Santuario